5 ideas para casas y pisos de alquiler

    Casi todos pasamos por pisos y casas de alquiler durante nuestra vida, y lo cierto es que muy pocas veces su decoración es de nuestro agrado. Mobiliario anticuado o estropeado, paredes con gotelé y estancias oscuras que no dan ganas de disfrutar del hogar, con estos tips decorar pisos de alquiler será pan comido.

    Toda vivienda tiene su potencial si sabemos explotarlo. Una capa de pintura por aquí, cortinas nuevas por allá y unas plantas por este otro lado, pequeños detalles que ayudan a crear un espacio confortable y a nuestro gusto con poco dinero.

    Estas ideas están especialmente pensadas para decorar pisos de alquiler amueblados y antiguos, aunque también podrás implementarlas en tu propia vivienda o en casas que estén vacías.

    Tan solo un poco de imaginación es necesaria para aprender como decorar un piso de alquiler de manera fácil y barata.

    1. Tapa o elimina aquello que no te guste

    No importa si son pisos pequeños o grandes, la gran mayoría de viviendas de alquiler están repletas de «chismes» y cosas que no usaremos.

    Jarrones, tapetes, cortinas, cuadros o pequeños electrodomésticos estropeados, son algunas de las cosas que solemos encontrar en estas viviendas, propiedad de antiguos inquilinos y que de poco nos van a servir. Guarda todo aquello que no te guste en cajas en el trastero o altillos, para cuando te vayas poder volver a ponerlo.

    Es el primer paso y esencial al amueblar un piso, deshacernos de todo lo que no necesitemos, así como la decoración que no nos guste.

    Otros muchos elementos, a pesar de no gustarnos no podemos eliminarlos tan fácilmente, como sofás o mesas, ¡cúbrelos!

    Cubrir el sofá o mesa con telas, además de protegerlos de posibles daños o manchas, te permite conseguir tu estilo decorativo fácilmente. Añade cojines que aporten volumen y color a la estancia.

    Opta además por cambiar las cortinas y usar colores claros, o unos simples visillos blancos que son económicos y aportarán muchísima luminosidad.

    2. Añade objetos de decoración

    Lo más importante es añadir tu propia personalidad en la vivienda, añade nuevos cuadros, espejos, organizadores…

    Para dar un aire fresco a la paredes puedes usar papel pintado o vinilos adhesivos re-movibles.

    No puede faltar tampoco algo de frescura añadiendo plantas, desde la cocina hasta el baño, cualquier rincón puede albergar una planta y hacer que luzca mucho más bonito, fresco e incluso luminoso.

    3. Cambiar el suelo de casa

    Y sí, también podemos «cambiar» el suelo de manera sencilla, sin obra y que sean removibles en un futuro.

    Utiliza alfombras o vinilos para suelo. Los vinilos para suelo puede ser adhesivos o con clic, y los diseños varían desde suelos hidráulicos a suelos de madera.

    Además de cambiar o cubrir un suelo que no nos guste, lo protege de posibles daños como arañazos o pérdida de brillo.

    4. Pintar los azulejos

    Seguramente los baños sean el elemento más odiado en los pisos y casas de alquiler, más si estos son antiguos.

    Azulejos de colores oscuros, cenefas con diseños anticuados y estancias en penumbra.

    ¿Se puede reformar un baño sin obra? ¡Sin duda, olvídate de quitar azulejos de baño!

    Pero deberás pedirle permiso al casero pues este cambio, al contrario que los anteriores, no es removible de manera tan sencilla.

    La solución es pintar los azulejos del baño o cocina, baldosas o incluso los elementos sanitarios. La pintura para azulejos es resistente a la humedad, existe en muchísimos colores y se aplica de manera sencilla.

    Necesitarás limpiar en profundidad, aplicar una primera mano de primer y posteriormente la pintura, ¡en una tarde tienes un cambio tan espectacular como este antes y después!

    pintura para azulejos

    5. Reformar la cocina sin obras

    Siguiendo las misma premisa del punto anterior, puedes pintar absolutamente cualquier mueble de casa. Desde la cocina, a una cómoda o una silla.

    Se realiza de la misma manera, y además es una técnica muy barata. No tendrás que cambiar puertas, ni frente… todo sin obra. Aunque sí deberás usar pomos y manillas que se ajusten más al nuevo estilo decorativo.

    El cambio es espectacular con tan solo un poco de pintura, elementos de organización y algún detalle decorativo, seguro que no pensabas que modernizar una cocina sin obras podía ser tan sencillo.

    pintar muebles melamina

    Con estos cambios low cost podrás convertir en «tuya» cualquier vivienda de alquiler. Decorar pisos de manera fácil y al alcance de cualquier bolsillo.

    Recuerda, la premisa principal es la imaginación y el reciclaje, utiliza todos los elementos posibles dándoles una segunda vida con un poco de pintura y el manitas que llevas dentro de ti.

    5 ideas para casas y pisos de alquiler
    5 (100%) 2 vote[s]

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

    Volver arriba